1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

Cientos de valdivianos buscaron el tesoro en cierre de la Capital Cultural

PDF Imprimir Correo electrónico

Ultima actualización 23 de Abril de 2017





Un poco más de 400 personas participaron de El Tesoro Valdiviano, una actividad organizada por la Municipalidad local para cerrar oficialmente el programa de Valdivia Capital Americana de la Cultura dando énfasis en la riqueza arquitectónica y patrimonial de Valdivia.

En el Centro Cultural Casa Prochelle I comenzó a recibir familias y grupos que participaron de esta búsqueda que, a través de pistas, los fue guiando por sitios y construcciones patrimoniales valdivianas, recolectando postales que les permitían pasar a la siguiente estación.

El Parque Prochelle, el Cementerio Andwanter del Instituto Alemán y el Complejo de Museos de la Universidad Austral fueron los primeros puntos visitados por los participantes, donde incluso se encontraron a un señor alemán, a un jardinero y a una señora de la limpieza de época.

Nicolás vive hace 15 años en Valdivia y se detuvo un largo rato en el Cementerio Andwanter. “Este parque yo no lo conocía y me gustó bastante llegar acá”, dijo.

De allí, las pistas condujeron a los grupos hasta la Feria Fluvial, donde pudieron degustar frutas de la temporada y trasladarse hasta el Teatro Lord Cochrane, donde se encontraron con la Orquesta de Cámara de Valdivia en pleno ensayo público.

Las pistas dejadas en el teatro condujeron a los participantes a dos restoranes tradicionales de Valdivia: Das Haus y La Bomba, donde eran esperados con un crudo y una partida de cacho, respectivamente.

Ivonne Cifuentes participó del juego junto a otras 13 personas de su familia, entre esposo, hijos, nietos y yernos. “Tú estás buscando pistas, vas a encontrar un lugar, empiezas a recorrer y vas descubriendo las cosas. Lo encuentro genial” dijo en medio del trayecto.

Desde allí, los grupos se trasladaron hasta el Torreón Los Canelos, donde tuvieron que dibujar una postal con este elemento de fortificación y luego trasladarse a la Chimenea Ehrenfeld, en la Universidad San Sebastián, donde pudieron recorrer el nuevo Centro de Estudios Cervantinos.

Otro grupo se trasladó hasta la antigua casona en la que funciona el Festival Internacional de Cine de Valdivia, donde su director, Raúl Camargo, compartió con los participantes distintas piezas audiovisuales.

El recorrido continuó con la visita al Centro Cultural El Austral, donde las pistas rodeaban a un pianista que tocaba para los participantes; y al Centro de Interpretación De Todas las Aguas del Mundo, en la Contraloría Regional.

La última pista llevó a los jugadores hasta el Paseo Libertad, a un costado de la Catedral, donde finalizó el juego, entre la felicidad de niños y grandes.

Cecilia Guzmán es de Guadalajara, México, y se mostró feliz con la experiencia. “Es increíble. Llevo dos años viviendo acá y aunque muchos lugares me sonaban, es distintos hacer este recorrido y entrar y que nos cuenten de qué se trata. Es una invitación abierta a que continuemos conociendo la ciudad, porque incluso había personas de acá de Valdivia que no sabían de todos estos lugares.

El alcalde de Valdivia, Omar Sabat, agradeció a todos los valdivianos que se sumaron a este primer juego urbano y en especial a todas las instituciones, gestores y artistas que trabajaron durante todo el año en la programación de Valdivia Capital Americana de la Cultura 2016.

“Esta jornada ha sido bastante exitosa; más de 400 personas participaron de nuestra actividad de cierre de la Capital Cultural, con recorridos que les permitieron descubrir lugares históricos y representativos de nuestra ciudad; lugares que a veces olvidamos y que hoy pudimos, además, enseñarles a las nuevas generaciones” señaló el jefe comunal.

La jornada cerró con una muestra de Danza en la Costanera de la Ciencia, que tuvo como broche de oro la presentación de la obra “Sinapsis y el Pensamiento Físico”, del coreógrafo valdiviano Ricardo Uribe.

De esta forma, Valdivia cerró oficialmente su año como Capital Cultural de América 2016. La Capital Cultural más austral de la historia dará paso ahora a Mérida, en México, que desde enero comenzará a vivir su condición de Capital Cultural de América para el 2017.